18 Nov

Nos encontramos en momentos difíciles para todos o la gran mayoría de sectores. No hace falta entrar en detalles sobre la situación pandémica que nos encontramos ni tratar de convencer a nadie sobre su gravedad.

Todos coincidimos en que la mayoría de sectores se están viendo afectados. Ya sea de forma directa o indirecta. Porque al final que un empresario o un autónomo deje de ingresar o gastar dinero no solo le afecta le afecta a él, sino a la red de negocios, familiares y personas que conviven de este movimiento de dinero. Lo vemos con un ejemplo sencillo, si la tienda de tu barrio a la que le compras el pan deja de ingresar la cantidad normal que hacia contigo y sus clientes, dejará de necesitar 1 de sus 3 empleados, dejará de llevar el mismo jornal que llevaba a su casa con anterioridad por lo que sus hijas no podrán comprar la misma cantidad de comida que hacían antes (los otros negocios del barrio o supermercados se empobrecerán), tendrán que recortar también en gastos de luz y agua, en gastos de papelería en caso de que tenga niños pequeños. Pero esto no queda solo aquí, no solo en el ámbito del responsable de este negocio, sino que al no tener tanta demanda de producto dejará de solicitar tanto pan al panadero que verá afectada su producción y se empobrece tanto él como sus trabajadores y familiares, a su vez el recolector del trigo también se verá afectado ya que no se demandará tanto y sucederá lo mismo. Como vemos es una rueda que se va haciendo cada vez más y más grande.

Ahora os voy a hablar de mi sector, el de la enseñanza de artes marciales, en el que me encontraré más cómodo explicando mi situación y la de muchos profesionales del sector que están pasando por la misma.

Toda la vida se ha escuchado (o al menos en mi casa) la necesidad de hacer deporte para tener un buen estado de salud. Y ojo que no hablamos de hacer deporte para vernos bien, o lucir palmito en verano, sino para tener una buena salud y disminuir en lo posible los achaques de la edad en un futuro.

Solo para aquellos que no estén tan puestos en materia, podemos diferenciar entre beneficios a nivel fisiológicos, psicológicos y sociales que nos da practicar deporte

Beneficios fisiológicos

  • La actividad física reduce el riesgo de padecer: Enfermedades cardiovasculares, tensión arterial alta, cáncer de colon y diabetes
  • Ayuda a controlar el sobrepeso, la obesidad y el porcentaje de grasa corporal.
  • Fortalece los huesos, aumentando la densidad ósea.
  • Fortalece los músculos y mejora la capacidad para hacer esfuerzos sin fatiga (forma física).

Beneficios psicológicos

  • La actividad física mejora el estado de ánimo y disminuye el riesgo de padecer estrés, ansiedad y depresión; aumenta la autoestima y proporciona bienestar psicológico.

Beneficios sociales

  • Fomenta la sociabilidad.
  • Aumenta la autonomía y la integración social, estos beneficios son especialmente importantes en el caso de discapacitación física o psíquica.

Sin embargo la solución del gobierno -el cual cada vez estoy más convencido que vive en su burbuja de comodidades y no entiende los problemas reales de la sociedad y que vive en una distopía propia del autor George Orwell en 1984- cree que para luchar contra este virus debemos quedarnos encerrados en casa, lo que conlleva a aumentar nuestra obesidad, aumentar el colesterol, perder nuestra capacidad cardiovascular y cardiopulmonar o nuestra masa muscular y capacidad articular. Y seguro que con este estado físico tenemos más posibilidades de soportar el virus -nótese la ironía-

Entiendo que ellos no se muevan en un ámbito deportivo, pero con el derroche de asesores y dinero destinado a ellos, podrían haber invertido en asesores sobre materias deportivas y más aún cuando los beneficios citados anteriormente han sido sacados de la web del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social

En líneas generales estas son las medidas que se han tomado por parte del gobierno y que a mi parecer son completamente inútiles:

1. Toque de queda
2. Restricciones de movilidad
3. Aforo limitado a 6 personas
4. Solo deportistas federados

Expongo mis argumentos para que no haya mal entendidos y se crea que estoy atacando a nadie

1. Toque de queda

Poner un toque de queda, independientemente de la hora solo va a conseguir que el mismo volumen de personas que antes se reunía de forma espaciada a lo largo del tiempo, se concentre a la misma vez y en el mismo sitio.

Y no hablo solo de centros de artes marciales, sino de salas de musculación donde antes iban entrando de 4 en 4, ahora habrá 12 entrenando a la vez, o en lugares donde necesites hacer papeleo (ayuntamientos, correos, itv, hacienda, etc.) cuando antes iban a cuenta gotas, ahora todos se concentrarán a la vez.

¿Y esto que provoca? pues que el índice de contagio aumente de forma exponencial al haber mayor masa concentradas al mismo tiempo.

2. Restricciones de movilidad

Puedo entender que sea una medida para evitar que regiones con mayor tasa de infectados puedan propagar el virus al desplazarse, pero pienso que sería más efectivo si se realiza entre provincias y no entre municipios como es hasta ahora.

Suelen darse el gran caso de la persona que reside en un municipio y se desplaza a otro para trabajar, entrenar, realizar gestiones burocráticas, etc. Por ello limitar a escala municipio una restricción de movilidad puede afectar en gran medida a disminuir la calidad de vida de una persona y provocar etapas de depresión o cansancio mental y físico.

Es cierto que en el mundo fitness sueles ir al local más cercano de tu residencia o de tu trabajo, pero en las artes marciales no te vale cualquier centro ya que no se práctica una sola disciplina, no hay la misma máquina en todos los dojos, por tanto muchos de los alumnos que tenemos suelen ser de fuera.

3. Aforo limitado a 6 personas

Esta medida es algo que no entiendo y nunca entenderé. Hay muchos profesores que no disponemos de un volumen elevado de alumnos, en mi caso la media mensual ronda de los 12 a 15 alumnos y solo damos clases 3 días a la semana. ¿Cómo voy a decirles a mis alumnos que más de la mitad se va a quedar sin entrenar? Si el aforo de mi gimnasio es de 25 personas y por tanto entrarían 12 personas perfectamente.

Yo me pregunto, desde mi ignorancia, si puedo respetar un aforo de 12 personas y con una distancia entre ellos de más de 1.5m e incluso sin necesidad de que haya contacto a pesar de ser una disciplina de contacto (y mis alumnos son conscientes de que a pesar de esta restricción siguen aprendiendo cosas nuevas, solo hay que echarle ingenio) ¿Por qué tengo que limitar el grupo a un número de 6 personas?

Puedo llegar a entender que se apliques a reuniones de trabajo, comidas o cenas, eventos sociales ¿Pero por qué entrenamiento? y más aún cuando se respeta la distancia entre alumnos.

En mi centro usamos las mascarillas para entrenar, tenemos instalado un sistema de entrada y salida, cada alumno tiene su espacio de separación para no tener que tocar, molestar o interactuar con el compañero, se desinfecta el tatami entre clase y clase, cada alumno lleva su botella de agua y su toalla y vienen cambiados desde casa.

Pero esto último no solo se aplica en mis clases, sino que se replica en el mismo centro en los grupos de kick boxing y taekwondo, pero para mas inri se replica en otros 2 gimnasios donde recibo clases y en ninguno se ha dado el caso de haber infectados en el dojo. Y ojo que hablo en entrenamientos donde el límite de aforo era de 15 personas.

4. Solo deportistas federados

Solo deportistas federados es otra medida absurda a mi parecer, ya que en las cláusulas federativas no hay ninguna ayuda o cobertura en caso de enfermedad por virus durante la práctica. No voy a ir yo al médico de la mutua a decirle -mire usted señor doctor, que mi mutua me va a cubrir el entrenar por haber pillado un resfriado entrenando-

Lo que creo es sea suficiente con que el club o el centro deportivo esté federado, pero no veo la necesidad de distinguir entre deportistas federados y no federados, porque en la mayoría de los centros a los no federados se les entrega un “disclaimer” de responsabilidad en caso de accidente durante la práctica, y repito la mutua no asegura enfermedades víricas.

Todas estas medidas solo consiguen una cosa, la suspensión de las clases, el cierre de gimnasios y conseguir personas débiles de salud y con mayor riesgo de caer enfermas.

Esperemos que esto cambie pronto y entiendan que el deporte es un arma para luchar contra el virus y no al revés. No solo por los beneficios físicos que hemos comentado, sino por la serotonina que desprendemos al entrenar y el estado de felicidad o de calma mental que conseguimos tras entrenar y que nos pueden ayudar también anímicamente en esta lucha.